Viviendas individuales.










Espacios comunes. (Biblioteca/ Gimnasio/ Spa/ SUM)










Problemática

Las expectativas de vida se han extendidos,  la población de adultos mayores tiende a ir creciendo en el tiempo, hoy es una realidad que las personas de 60 años cuentan con sus padres. Esta población de entre 80 y 90 años, presenta algunas capacidades diferentes, como el deterioro motriz, cognitivo, entre otros. Pensamos y creemos que la naturaleza propia del hombre nos lleva a nacer, crecer, desarrollarnos y morir. El ciclo mismo de la vida no se puede cambiar, pero si podemos elegir como vivir y llevar adelanta  nuestra calidad de vida.

Tenemos la convicción y el desafio de  transformar el envejecimiento como un proceso natural de la vida y no como un estado. Y nos comprometemos a  modificar esta realidad, queremos cambiar  esta problemática, que los adultos mayores sean depositados en un geriátrico o simplemente excluidos en sus casas con asistencia de personal de cuidado, estas situaciones creemos provocan el aceleramiento del deterioro físico y cognitivo. 

La falta de sociabilización, de relacionarse con la vida y la disminución de deseos y proyectos, los aísla. La sociedad tiende a ignorar a los adultos mayores  sin saber cuánto daño causa esto, como si desconociera que todos con suerte llegaremos a ese momento de la vida.

Que ser un adulto mayor es el resultado de un camino recorrido que debe ser disfrutado y vivido con calidad.

Por esto, creamos PROYECTO VIDA, comprometidos con un cambio de PARADIGMA en el proceso de envejecimiento. Queremos que podemos anticiparnos, para que ser viejo no sea un estado, sino un proyecto de vida, una etapa más de la vida, donde claro, tenemos que cuidarnos y prevenir ciertos deterioros naturales. Por esto, proponemos esta nueva forma de vida, en comunidad, con amigos, con personas que yo elija como vecino. Donde no tenga que pensar que algún día, mis hijos tendrán que decidir si me llevan asistencia de personal de cuidado en mi casa o si me derivan a un geriátrico porque necesito que me cuiden. Sabemos lo que eso significa, desprenderse  de sus cosas, sus lugares, su casa o tener que vivir con gente extraña dentro de su propio hogar.

PROYECTO VIDA, nos permite tener un plan, una nueva casa, con todas las comodidades, con espacios que yo necesito y no los que me quedaron de cuando mi hogar albergaba a mis hijos que hoy ya tienen su propia casa. Con excelentes niveles de confort y un entorno envidiable. Pero lo más importante cuenta con un plan de prevención en lo que llamamos PROCESO DE ENVEJECIMIENTO. De modo que el deterioro que puedo o no transitar, sea solo producto del ciclo de vida, y no dejar de proyectar, soñar, pensar, relacionarse, divertirme, planear, vivir…
Nuestro propósito

Desde hace décadas en el norte de Europa y en Estados Unidos, entre otros países, ha surgido una nueva forma de organización del modo de vida, basándose en la vida en comunidad, conformada por viviendas individuales, pero donde además las personas comparten servicios, actividades y espacios comunes,  con principios de sostenibilidad, ahorro energético y todo lo que pueda contribuir a una calidad de vida en condiciones, aportando así beneficios sociales, económicos y medioambientales, las mismas son creadas con las personas afines que desean convivir, diseñando como convivir, que espacios privados y comunes necesitan, definiendo las normas de convivencia.
Desde este concepto nace la idea de envejecer entre amigos, donde la cooperación y servicios comunes son los protagonistas dentro de un entorno de convivencia cálida y afectuosa integrada de personas con características en común, donde este estilo de vida favorece valores como la unión, la confianza, la solidaridad, brindando calidad y bienestar en el proceso natural de envejecimiento. Esto propone que desde años anteriores ya poder decidir cuál será su futuro sin necesidad de que sea otro el que decida, evitando envejecer solos o en centros geriátricos, donde el fin es diferente apostando a este modelo de convivencia.
El secreto del buen envejecer comienza mucho años antes de llegar a la vejez y está dado por la capacidad que se tenga de aceptar y acompañar las inevitables declinaciones, sentirse y procurar ser activo, sentirse querido y necesario, sin perder los roles sociales, mirando los aspectos funcionales y útiles de este momento en nuestras vidas.
Esta es la cuestión que VHA se propone trabajar, desde lo arquitectónico, con el fin de cambiar el paradigma de la vivienda para adultos, y que se replantee su rol, función y prejuicios, ya que en la actualidad las expectativas y calidad de vida se han extendido y las personas comienzan a pensar en el envejecimiento viéndolo como un problema para ellos y su familia, por lo cual es importante reflexionar anticipadamente sobre planes concretos para esta etapa y así evitar el deterioro de la calidad de vida.
Nuestro propósito es prolongar y mejorar la calidad de vida, con una comprensión más integral de las personas en su proceso de envejecimiento, ofreciéndoles una vida libre de limitaciones funcionales, prolongando su salud física y mental, independencia social y económica.
El proyecto
El fin del proyecto es llevar este concepto de vida en comunidad a los adultos mayores, brindando confort y calidad de vida, generando un conjunto de viviendas que cuente con el confort y accesibilidad sin barreras arquitectónicas, a través de un complejo de viviendas individuales, acompañadas de actividades compartidas, y en caso de ser necesario asistencia médica y terapéutica, para estimular cognitivamente o simplemente para cuidar. El objetivo es generar una vida en comunidad y amistad, sosteniendo vínculos sociales que favorecen al bienestar, donde se mantengan activos y se sientan acompañados en un entorno agradable y seguro donde vivir de forma definitiva, planeada y gestionada por sus residentes, según el modelo que ellos mismos deciden, lo que les permite definir el proyecto según sus necesidades específicas reales en el presente y futuro. Los residentes pueden definir su propio modelo de convivencia para compartir algunas o muchas de las actividades vitales, incluyendo dentro de las acciones el contacto e intercambio con los familiares, ya que cualquier intervención que no cuente con la participación de su familia es inviable.
Se trata de un proyecto de vida, iniciar una nueva etapa, así como pensamos en formar una familia, en tener hijos, en elegir un trabajo, HOY PODEMOS ELEGIR ESTE PROYECTO, VIVIR DE MANERA SALUDABLE, INCLUIDOS EN UNA COMUNIDAD DE PARES, INNOVANDO, ELIGIENDO, CONSTRUYENDO DESEOS Y CRECIENDO COMO SOCIEDAD. Optar por un estilo de vida en el que existen las  condiciones y oportunidades para el envejecimiento activo, el soporte emocional, la inclusión, el ahorro económico, diversión y la posibilidad de emprender proyectos adaptados a las necesidades de cada persona, siendo un conjunto pero a la vez que cada persona tenga su total independencia.
Por otra parte, la organización y ejecución de estos programas suelen exigir un plazo de tiempo, por lo que suele recomendarse empezar con planes de traslado a entornos de esta clase cuando se tiene entre 60 y 70 años, de manera de poder analizar y decidir con tranquilidad, permitiendo que los espacios se ajusten a cómo quieren vivir, y no al revés, por lo cual prepararse con anticipación y decidir nuestro hogar, proyectándonos en el futuro, nos parece una excelente iniciativa, un estimulante a poder compartir nuestras vidas con un entorno que se encuentra en la misma situación, y lograr comunidades que se atrevan a vivir más y mejor.
Por otro lado ya se empieza a promocionar la vida en comunidad cosa que a veces  corren el riesgo de que pierda su esencia y se convierta en un negocio, por lo cual este modo de vida va más allá que la arquitectura, es una forma de intercambio social donde se logra compartir, combatiendo el aislamiento y prolongando nuestra vida de manera activa y plena.




video

video
video

No hay comentarios:

Publicar un comentario